Estampas

3897

Viernes, 22 de marzo de 2019

Hoy es un día triste he llegado a la conclusión de que los comunistas y los progres tienen razón: los yankis son los culpables de todo. Los grandes culpables. Es verdad. Demasiados errores imperdonables. Mencionaré entre muchos haber permitido a Stalin tragarse media Europa y no continuar la guerra de Corea hasta derrotar a los comunistas allí y de la guerra de Vietnam qué decir tenían que haber aniquilado a los comunistas lo de Vietnam fue un relajo descomunal vean el documental de Ken Burns y Lynn Novick, y lo de Cuba la principal fuente de delincuencia y violencia nacionalista y comunista en toda Hispanoamérica cuántas vidas se habrían salvado y cuánta violencia se habría evitado si los yankis hubieran invadido Cuba y matado a los Castro cuánto bien para la Humanidad y ahora Venezuela colonia cubana abandonada por los yankis a su suerte el pobre Guaidó tiene los días contados, ya los torturadores cubanos que vienen mejorando como torturadores desde que torturaban a los norteamericanos capturados en Vietnam, están ocupándose de su jefe de gabinete pero el próximo será Guaidó y los yankis hablando mierda como siempre y no haciendo lo que deben invadir Venezuela lo antes posible no sin advertir a Castro de que si no saca sus tropas y sus torturadores de Venezuela en un plazo de veinticuatro horas comenzarán a ser objetivo prioritario de los drones yankis.

Hoy ha sido un día triste para mí es verdad los yankis culpables.

¡Qué? Ah sí, lo de la presión internacional lo de la UE y lo de la ONU y lo de los Derechos Humanos y lo de las Fuerzas Democráticas Mundiales. Pero. Estoy hablando de algo serio por favor no me hagan reír.

3896

Jueves, 21 de marzo de 2019

Viví muchos años en USA y no tenía armas en casa. Pero. En USA la policía y las leyes no practican el buenismo político siempre a costa de las víctimas y del dolor ajeno. Contaré una anécdota. En Miami, una noche escuchamos un ruido en el patio y llamé a la policía. Llegó en unos minutos y el agente, enorme y amable, registró la propiedad y al final concluyó que, seguramente, el ruido lo había provocado un racoon. Le agradecí y cuando ya se iba, el representante de la ley se volvió y me dijo que si tenía un arma en casa y sorprendía a un intruso en el interior o exterior de mi propiedad, podía dispararle, que nada me pasaría, que la protección de la familia y de la propiedad privada son sagrados y el derecho a defenderlos está asegurado por la ley.

He recordado esto inmerso en la nube de plumas del gallinero progre español que está revuelto porque VOX ha planteado la posibilidad de que en España los ciudadanos respetuosos de la ley tengan un arma en casa si les parece, y puedan defenderse de los ladrones y los asesinos que pudieran asaltarlas, como ocurre a menudo. Cuántas plumas santocielo apenas se oyen los gritos de las víctimas. Nada de lo que asombrarse. Para la progresía española lo más importante no es la seguridad y la libertad de los españoles sino la lavativa moral a la que son tan aficionados.

3895

Miércoles, 20 de marzo de 2019

Trabajo en el segundo volumen de mis Emanaciones, que no sé cuándo se publicará. Pero. Rápido, rápido, decía Reinaldo y yo sigo haciéndole caso. He revisado hasta ahora 190 páginas y mi satisfacción y hasta mi alegría son grandes porque ha crecido mi escritura va creciendo y lo que reviso, afilo, descarno y recorto es poco y la escritura fluye como por un cauce que ya sé que no es mi vida pero es lo que quedará de ella. Mi vida de palabras. El lenguaje convierte todo en ficción por eso no hay nadie más farsante que un escritor de los llamados de no ficción. Yo siempre he pensado que mi gran trilogía futurista era lo mejor que había escrito pero ahora comienzo a pensar que mis emanaciones son y serán mi obra más importante y que de aquí a cincuenta o cien años si alguien me recuerda será como el tipo ese que escribió sus emanaciones. Ese tipo al que le gustaban mucho las mujeres y fue burlón e irreverente y esencialmente desmesurado.

3894

Martes, 19 de marzo de 2019

Bebo el té mientras veo a Cayetana Álvarez de Toledo en la televisión y después de limpiarme las babas subo y me pongo a escribir esto. Por fin. Lo primero es el lenguaje. Su riqueza estructurada. Su pausada pero cortante claridad que se instala en las antípodas del discurso dominante en la política española: precocinado, cobarde, adocenado. Ni una frase hecha ni una expresión vacía ni un efectismo sobado. Necesitábamos desesperadamente alguien que higienizara el lenguaje de la política y lo dejara en el hueso constitucional, en la ciudadana fibra anti tribal. Y luego, la belleza alimenticia de una inteligencia. De pronto alguien que fulmina con su sola presencia la fealdad y la pobreza del emponzoñado politiquerismo español.

Albricias.

3893

Lunes, 18 de marzo de 2018

Leía el formidable artículo de mi amigo Espada (falso neandertal pata negra) y párrafo tras párrafo mi inquietud crecía. Y crecía porque constataba que la especie en vez de asumir la depilada condición de hombre cultural conseguida gracias a la razón la ciencia el arte la tecnología y el esfuerzo civilizatorio de la cultura, retrocede hacia el mono más fragmentado es decir el de la caverna y la tribu, y se diluye en la búsqueda del calorcillo marsupial (la bolsita de la madre manada). El principalísimo objetivo de la especie, que es el alejamiento del mono y la extirpación del hombre tribal y de la criminal bazofia de la identidad y de ¡la raza!, está en peligro hasta en las naciones más libres, ricas, educadas, democráticas y civilizadas.

Porque yo mismo he dedicado la vida a alejarme del hombre mono y sus abalorios: la identidad la tierra donde nacimos lo propio lo nuestro y el resto de la vellosidad genética, defiendo al hombre cultural y defiendo la evolución cultural, memética. Pero.

Nuestras más hirsutas sombras han vuelto y nos dan alcance.

3892

Domingo, 17 de marzo de 2019

Conozco a una mujer y madre que trabaja fieramente para sacar adelante a sus varios hijos y hace poco me contó que el mayor diecisiete años se puso algo desobediente y la madre agarró un sartén y le pegó un sartenazo que le hizo entrar en razón y le devolvió la vergüenza. El hijo así llamado al orden se echó a llorar y le pidió perdón a su madre como cualquier hijo decente y como cualquier persona decente y honorable haría. Tuve oportunidad poco después de hablar con el hijo y me pareció un muchacho sano y educado y un muchacho respetuoso y formal que adora y respeta mucho a su madre, como debe ser. Pero. A veces hasta muchachos así se ganan un sartenazo y una buena madre está en la obligación de asestárselo sin dudar un segundo para que aprendan a comportarse y a ser. Qué madre maravillosa así era la mía.

3891

Sábado, 16 de marzo de 2019

Tras una noche de sueños agitados desperté pensando en la filosofía. Ya no leo filosofía la filosofía ahora es para mí la ciencia y Thomas Bernhard y las memorias de Casanova, y los dibujos de Philip Guston tal vez. Desperté pensando en la filosofía y miré el Jardín y su cielo y al ver el día tan verde y radiante decidí poner aquí esta foto donde pueden verme acompañado de mi filósofo favorito el único filósofo vivo o muerto cuya filosofía escucho con la mayor atención y cuyas orientaciones guían mi vida como se dice.

3890

Viernes, 15 de marzo de 2019

Es un día hoy tan de primavera que hasta los árboles se han dejado engañar y florecen. Así los cerezos así el jazmín. La Naturaleza es otra máquina que a veces se desajusta como cualquier máquina. El Jardín reverbera y en ese crisol se forjaron los mejores cuerpos los cuerpos generosos los cuerpos compartidos. La mesa de mármol es un agujero cósmico es el sumidero de la luz. El pruno tajo de reyes, el ciprés la cara cruel del verdor. Son las ocho y veinte de la mañana y preparo el té en la cocina. El árbol de las maravillas es un bombardero. La hiedra un fervor.

3889

Jueves, 14 de marzo de 2018

Mirando lo del juicio notaba algo y no sabía lo que era y me esforzaba en saber me saltaba a la cara como se dice algo conocido cuando miraba en lo del juicio a los catalanes testigos. Y hoy por fin viendo a una funcionaria más elusiva que una anguila, y todo en ella de persona cautiva o cómplice (esas son las opciones) comprendí que lo que notaba yo, lo que me saltaba a la cara era la similitud, la completa similitud de estos catalanes testigos con los cubanos que te encuentras fuera de Cuba pero han de regresar a la isla. La falsedad y el temor típico de estos cubanos, que han de regresar a un país férreamente controlado por una mafiosa tribu castrista que anota, sopesa y archiva cada una de sus palabras en el extranjero y les hará pagar por cualquier asomo de libertad fuera del corral patrio.

Eso es lo que sucede con los catalanes testigos del juicio, cuando concluyan sus declaraciones no regresan a la España democrática, regresan a un país llamado Cataluña firmemente controlado por la mafiosa tribu catalanista. Y saben que tienen que vivir en ese otro país que no es España y pagar un precio por cualquier asomo de libertad en el extranjero. No hablo de los cómplices, naturalmente, que de forma voluntaria tratan de ser fieles y de favorecer la dictadura racial catalana, hablo de los funcionarios que alguna vez se creyeron españoles y hoy ante el tribunal sin embargo saben que eso no les servirá de nada cuando regresen al corral.

3888

Miércoles, 13 de marzo de 2019

No sé si a ustedes les pasa pero yo la gente una a una me parece bien, a algunas incluso las encuentro interesantes pero a la gente así dicho como conglomerado ya no. Y la cosa va en aumento. Ya no voy casi a la ciudad si puedo evitarlo qué horror la gente voy pensando los que pasan los que se reúnen aquí o allá por esto o por lo otro y mientras constituyen un grupo se mantiene mi sensación de incomodidad y de rechazo. El otro día paseando por el Paseo Marítimo confirmé esto que les digo ya al final me resultaba imposible aguantarlos. Sin embargo, si nos hubiéramos detenido a hablar por cualquier motivo con algún viandante, entonces así en solitario no me hubiera parecido tan horroroso como cuando lo percibía como parte de la manada. Yo creo que el problema es que en grupo siempre veo a la gente como manada y tengo la convicción de que uno se diluye en la manada. Existe la arraigada creencia de que la manada otorga una fuerza no sólo física sino moral a sus componentes pero es una creencia falsa y tramposa, el grupo la manada la multitud debilita al individuo y lo priva de lo único valioso que tiene a saber su condición de único de solo y de irrepetible.

« Anteriores

Comentarios

© Juan Abreu, 2006-2018